Estados Undidos, una sociedad de zombies

Máximo Caminero.

 
 

Aunque obvie la H en el título, se nota la intención, y es duro decirlo: la verdad es que estamos cercanos a la "debacle" es decir, a un suicidio masivo. Las estadísticas espantosas del consumo de opioides estado por estado en los Estados Unidos, nos está arrojando una alfombra de muertos inagotable. Suicidios, demencia, matanzas masivas y una sociedad que deambula por las calles como esa famosa serie "The Walking Dead".

En este documental de la BBC de Londres, podrán ver una realidad que esta tan cerca.....como abrir la mismísima puerta de su casa..., si no es que ya se ha colado en ella. 64 mil muertes en el 2016,  72 mil en el 2017,  casi 3 millones fueron recluidos en centros de desintoxicación. En el 2018, la mezcla del fentanilo (opioide creado en laboratorios) con la cocaína, heroína, metanfetamina, etc., etc., etc., ha ocasionado un aumento en las muertes de los consumidores. 

No es la primera vez que escribo sobre este tema, pero realmente me preocupa porque ahora, más que nunca, tengo una visión de primera mano de esta epidemia que está acabando con este país y que ya ha sido exportada por toda la geografía Latinoamericana... A veces me pregunto: ¿Está fuera esto de control o está esto controlado desde adentro? La artista Norteamericana Nan Goldin, realizó en estos días una protesta en el MOMA, Museo de Arte Moderno de New York, en contra de la familia Sackler quienes son donantes de la institución cultural más importante de América y productores a la vez del Valium y Oxycontin. La Goldin fue una ex adicta que ahora mantiene una lucha frontal contra esta crisis, que se hace invisible, por el poder insondable.

La mayoría de los jóvenes (sino todos) que en los últimos años han ocasionado dolor y espanto en las matanzas de sus escuelas, se ha comprobado que han estado bajo tratamientos de estos opioides que deprimen y conducen a un cambio radical de la conducta del ser humano.

En mi estudio (donde me ha pasado casi de todo, ¡coño!) solía frecuentarme un joven de rasgos asiáticos nacido en este país. En su hablar bajito apenas podía entender lo que trataba de decirme, pero noté que necesitaba a gritos una dirección, una ayuda, una mano amiga que le sacase de esa dimensión en la que había caído. Hoy, precisamente limpiando el estudio, me encontré con una pintura que allí hizo. Es un autorretrato con una mirada perdida y muchos elementos rodeando su rostro... Me recordé que hacía meses no le veía y pregunté, pero nadie sabe nada de él....mejor dicho...nadie  sabe nada de nadie....ni de sí mismos....por lo menos en este barrio.

De repente me entran por el frente y salen cantando por detrás, luego entra otro por detrás, mira lo que estoy pintando, balbucea un discurso galáctico, hace ademanes de tocarlo, lo señala, por momentos parece que se sumergirá en el colocando sus manos juntas como quien se lanza a una piscina y luego hace una pausa y me dice: "tú eres profundo" "tú sabes lo que estás haciendo"....en verdad no lo sé....pero si de algo estoy convencido es que ellos sí lo saben”.

Gravitan de una dimensión a otra, se salen, entran, traspasan la pared y se suben al techo. Recuerdo la historia de un familiar ya fallecido por sobredosis que decía: "En una ocasión, estaba en una discoteca con una cantidad de drogas en mi cabeza. De repente voy al baño y en este había una  pecera frente al excusado. De repente escucho que alguien me dice "te ‘ta’ explotando"(así en dominicano), miré al dependiente que ofrecía cigarrillos, perfumes y mentas en la puerta y este me miró extraño. Continué mi labor de orinar y vuelvo a escuchar la voz: "te ‘ta’ explotando!" Para mi sorpresa, la voz salía de un pececillo gordo que frente mi me miraba, abrí los ojos sorprendido y vi como todos los peces se le acercaban para entre todos en un coro comenzar a cantarme: "Te ‘ta’ explotando!! Te ‘ta’ explotando!!" Salí corriendo mientras el dependiente me miraba curioso y al llegar al centro de la pista, mi hermano estaba parado como un zombi, absorto miraba el techo de la discoteca mientras a nuestro alrededor todo el mundo brincaba ignorante de nosotros, este me dijo: “Mira, el cielo está llenos de estrellas!, y cuando mire, vi como el techo se habría desnudando a todo el universo como nunca le había visto."

Terminan estos fugaces momentos, deprimiendo el alma del común y simple terrícola que no está preparado para salirse de esta dimensión hacia esa otra que no requiere del cuerpo pesado, molestoso, agobiante y cargado de sensaciones buenas y malas. Flotar a esa "otra" esencia y tener que regresar por gravedad a esta realidad que ya han abandonado, termina en convertirlos en zombies, inconformes, desinhibidos de cualquier moral humana ya que entienden esta realidad como un sueño que los obliga a alimentarse, sudar, padecer frío y calor y todas las demás sensaciones que aprenden a odiar y detestar.

Conocer la ligereza del alma, sus nulos deseos, su desalmada ambición y su profundo gozo en un amor impregnado en uno como en el todo inexplicable, más si jubiloso. No es asunto que sepa manejar cualquiera. Lograr estar ahí y volverse a reencontrar con lo que uno pensaba que era y ahora sabe que no es, resulta difícil aceptar esperar hasta que se agote por azar o destino.

Si continuamos en el camino de la "elevación provocada" terminaremos por despoblar el planeta abandonándolo y entonces se acabaran las preguntas de siempre y sus misterios: Como, cuando y porque nació la vida.... hacia dónde vamos y de dónde venimos (evocando a Darío). 

Mientras tanto, sigo viendo zombies, decenas de zombies por todas partes. Estados Unidos, está afanado en que el mundo adquiera su modelo de democracia, su "estilo" de vida, "sus condiciones e imposiciones", mas yo lo que veo es que estamos "U"ndidos cada día más y que obviamente nadie quiere que le llenen su casa de zombies y mucho menos que los infecten con su afán dimensional de salirse de esta dimensión donde se sufre mucho, sí, pero también se goza!...Aunque no haya comida… bueno, eso también es parte de esta dimensión ¿o no? ¿O ya ustedes quieren salir volando también? ¡Ah chingados! ¡Salud! 

RyCComentario