Por qué recordar a Carlos Marx.

Mucho de las y los lectores de Ruptura y Cambiosaben que Karl Marx nació hace doscientos años, exactamente el 5 de mayo de 1818 en la ciudad de Tréveris, en el oeste de Alemania.

Carlos Marx fue uno de los más importes pensadores: filósofo, economista, sociólogo y político del siglo XIX; pero su fama no se debe a esos títulos o profesiones, sino a que dedicó toda su vida adulta a investigar las causas de las desigualdades económicas, sociales y políticas de la condiciones de pobreza en que viven miles de millones de personas, y a luchar contra estas.

En sus investigaciones, parte de ellas publicadas en el libro El capital, Marx amplió y profundizó los hallazgos que otros filósofos y economistas habían hecho antes que él, en el sentido de que las sociedades están estructuradas en clases sociales.

Clases sociales y explotación

Una clase social es para Marx el conjunto de hombres y mujeres que ocupan el mismo lugar en el proceso de producción y que tienen la misma relación respecto a los medios de producción, es decir, que unos son propietarios y otros no de esos medios de producción.

Marx descubrió que en las relaciones que se establecen entre las clases sociales en la producción de bienes y servicios para satisfacer las necesidades humanas, la clase de los propietarios (empresarios, patronos, burgueses) explota a las clases que no son propietarias de medios de producción (trabajadores asalariados), produciendo el fenómeno social de la desigualdad.

¿Cómo se produce la explotación? La clase propietaria se apropia de las riquezas y beneficios producidos, los cuales acumula a través del tiempo. ¿Cómo lo hace? A través de lo que Marx llama plusvalía, es decir, el valor que las y los trabajadores crean por encima del valor de su fuerza laboral.Según Marx, los dueños de los medios de producción se adueñan de la plusvalía y así acrecientan sus ganancias a expensas de las y los trabajadores.

Explotación, opresión y desigualdad

Así, la clase propietaria se constituye en clase dominante en la economía y también en la política, en la justicia y en la cultura. A través de los sistemas político y jurídico la desigualdad se legitima y se legaliza y se difunde como un hecho natural. La explotación pasa también a ser opresión.

Por ejemplo, en el año 2015 las 62 personas más ricas del mundo tenían la misma cantidad de riqueza que más de 3,600 millones de personas.Los 1,810 milmillonarios de la lista Forbes de 2016, de los cuales el 89% son hombres, poseen en conjunto 6,5 billones de dólares, la misma riqueza que el 70% de la población más pobre de la humanidad.

Según el Premio Nobel de economía, Joseph Stiglitz, los seis herederos de la famosa cadena de supermercado Wal-Mart, de los Estados Unidos, son titulares de un patrimonio de 69,700 millones de dólares, lo que equivale al patrimonio del 30 por ciento inferiores de la sociedad estadounidense.

En cuanto a la República Dominicana, pese a que la economía ha crecido de manera sostenida en los últimos años, el mediocre ingreso real de los asalariados se ha deterioro en más de un 27%. Asimismo, la participación de la remuneración de los trabajadores en el PIB nacional bajó de un 47.2% para el año 2000, a tan sólo un 24.3% en el 2013, es decir, de cada 100 pesos generados por la economía, sólo 24 se usaban parar remunerar a los obreros y empleados.

 

La precariedad de los ingresos es notoria en República Dominicana. Para el 2013 solo el 5% de los trabajadores ganaba salarios por sobre los RD$40,000. Un 80% de los trabajadores obtenía ingresos por debajo de los RD$20,000. El 50% de los ocupados recibía ingresos inferiores a los RD$9,000 mensuales. En diciembre de ese mismo año, según cifras del Banco Central, el costo de la Canasta Familiar para el quintil inferior de la sociedad (los indigentes) era de RD$12.117,52, y el costo de la Canasta Familiar para el segundo quintil (los pobres) era de RD$17.448,31.

Ruptura y cambio

Carlos Marx no solo investigó y descubrió las causas de la explotación y la opresión de que son víctimas todas las personas que trabajan por un sueldo o salario. El también se dedicó a denunciar la explotación y a luchar contra ella y contra el sistema que la sostiene, el sistema capitalista.

En su lucha contra la explotación que en el sistema capitalista ejercen los empresarios, Marx produjo en 1848, junto a Engels, elManifiesto del partido comunista, publicación en la que denuncia cómo se produce la explotación, y en la que plantea además que las y los trabajadores de todo el mundo deben unirse y organizarse para luchar y producir la rupturadel sistema capitalista y su cambiopor un sistema político socialista y un sistema económico de economía solidaria.

La rupturadel sistema capitalista y su cambiopor un sistema de economía solidaria, será la manera definitiva de acabar con la desigualdad, la pobreza, la exclusión y la marginalidad que hoy padecen millones de personas en nuestro país y en todo el mundo.

Un sistema sin propiedad privada, deeconomía solidaria, en el cual todas las personas relacionadas con los procesos de producción sean propietarios (propiedad social colectiva), es la base para construir una democracia efectiva en la cual todas las personas sin distinción disfruten de sus derechos ciudadanos, de libertad y de iguales oportunidades.

Bibliografía consultada

 

Carlos Julio Báez Evertsz. Desigualdad y clases sociales. Editorial Betania. Colección Ensayo. Madrid, España, 2016.

 

Fundación Juan Bosch.Ser justos es lo primero…” La crisis de los trabajadores dominicanos bajo el actual modelo económico y los desafíos de una reforma al Código de Trabajo para más justicia y prosperidad. Informe de análisis y propuestas.Ediciones Fundación Juan Bosch, Santo Domingo, 2015

Joseph Stiglitz. El precio de la desigualdad. El 1 por ciento de la población tiene lo que el 99 por ciento necesita. Editorial Taurus. México. 2012.

OXFAM. UNA ECONOMÍA PARA EL 99%. Es hora de construir una economía más humana y justa al servicio de las personas. www.oxfam.org

 

.