¿De cuál ruptura y de cuál cambio hablamos?

1.    Las rupturas y los cambios históricos[1].

Está más que comprobado que el desarrollo de la historia humana se da mediante procesos combinados entre las dinámicas de la evolución y la revolución o rupturas, en una permanente lucha entre los viejos esquemas y contenidos de funcionamientos y los nuevos elementos que componen la nueva sociedad. Esto significa que a lo interno de las sociedades humanas existen contradicciones permanentes, en cuya dialécticase mueven, en todos los campos de la actividad humana, vale decir, de la economía, de la política, de la cultura y la de ideología. 

Estas contradicciones, que por lo regular se dan a lo interno de cada sociedad y se confrontan, tanto de forma pacífica o evolutiva, como ruptura revolucionaria; buscan siempre resolverse mediante el triunfo de lo nuevo sobre lo viejo (cambio), dependiendo de las condiciones concreta y la correlación de fuerzas, con lo cual provocan cambios que nos hacen avanzar hacia la humanización de la sociedad. 

Es así que en la historia de las sociedades occidentales, han pasado por diferentes épocas históricas, diferenciadas por las distintas formas que ha adoptado la organización de las relaciones económicas, sociales, políticas y culturales, a estas formas de organización el materialismo históricolas ha llamado Modos de Producción. Se distinguen en ese sentido, los modos de producción de: el Comunismo Primitivo, el Esclavismo, el Feudalismoy el Capitalismo; y se pronostica que surgirá y desarrolle el Comunismo, pasando por una época de transición denominada Socialismo. Según C. Marx antiguamente también existió un modo de producción que denominó Asiático.

En cada uno de estas sociedades, se han establecido distintos formas de relacionarse entre los humanos y de estos con la naturaleza, llamadas relaciones sociales y ambientales de producción y distribución de los bienes y servicios generados por el trabajo y ofrecidos por la naturaleza. 

Así en el comunismo primitivo existieron relaciones colaborativas predominando la propiedad común de los bienes de producción y los ofrecidos por la naturaleza. Con el surgimiento y predominio de la propiedad privada sobre losmedios produccióny con ella, el esclavismo, la sociedad de divide en clases sociales: las de los poseedores y las de los desposeídos; generándose así, relaciones sociales y ambientales de explotación. A partir de aquí la sociedad feudal y posteriormente la capitalista hasta hoy, conservaron, con características propias y en función de su respectiva funcionalidad, la propiedad privada como institución fundamental de sustento y con ella, la división de clases y la explotación del trabajo y la naturaleza, en beneficios de la clase de los propietarios. 

Cada uno de estos modos de producción o sociedad tienen un determinado tipo de infraestructuras económicaso base material, integrada por las fuerzas productivasy las relaciones de produccióny un correspondiente tipo de superestructurascompuesta por el conjunto de las formas y contenidos jurídicos, políticos, culturales, filosóficos, ideológicos y religiosos, como medio de justificación, protección y reproducción de las formas de organización de la base material.

A pesar de que son múltiples las contracciones que mueven y hacen cambiar las sociedades, existe, sin embargo, según Marx, una contracción determinante del curso que toma de la historia de la humanidad y su entorno, esta se da, entre el movimiento permanente de las fuerzas productivas como base móvil y las relativamente estáticas estructuras de las relaciones de producción, de cuyo choque se genera la Ruptura y como consecuencia el Cambio hacia una nueva etapa histórica.

Las expresiones económicas, sociales, políticas, culturales, científicas e ideológicas de esta contradicción, se manifiesta en la lucha entre propietarios y no propietarios de los medios de producción, a lo cual se le llama lucha de clases, que surge desde el momento mismo de la aparición de las clases sociales de cada nueva sociedad histórica. Esta, por tanto, es una lucha prologada y pasa por distintas etapas de acumulación de factores que favorecen el desarrollo de las fuerzas productivas y de acumulación fuerzas de las clases de los/as desposeídos/as. 

El avance de las fuerzas productivas y con ellas las luchas de clases, van engendrando tensiones y presiones sobre las estructuras de las relaciones de producción, provocando crisis sistémicas en las estructuras de los procesos productivos y sociales, que pueden conducir o no a una ruptura revolucionaria.

2.    Estamos en momento de rupturas y cambios.

Actualmente consideramos existe una situación revolucionaria provocada por el desajuste entre el desarrollo, como nunca visto, de las fuerzas productivas y las petrificadas relaciones de producción capitalistas dominantes. Es una crisis estructural del sistema capitalista – que para muchos autores[2], con quienes estoy concuerdo, es una crisis de capitalismo senil o civilizatoria-  tiene la particularidad de que se expresa en forma de crisis económicas, sociales, políticas, ideológicas, culturales y ambientales combinadas, aunque con distintos niveles de incidencia como determinantes. Es decir, el capitalismo ha entrado en crisis en todas las dimensiones y manifestaciones de la vida humanas de hoy y de su relación con el entorno ecológico, por tanto, para su resolución debemos organizar una lucha multidimensional y compleja. 

Esta etapa de capitalismo senil y de por tanto de cambios, enfrenta una crisis global, no solo por su dimensión y cobertura geográfica, sino además por sus formas de:

·      Crisis económicasexpresada en la reducción relativa de las tasas ganancias del capital en todas sus expresiones, el paro, la sobre- producción, la destrucción masiva de medios de producción y de la fuerza trabajo vía la obsolescencia programa, la pobreza, el desempleo, la inflación, el hambre y la muerte. 

·      Crisis ambientalexpresada en el agotamiento acelerado de los bienes naturales, destrucción de los ecosistemas de la vida del planeta y las consecuencias apocalípticas del Cambio Climático.

·      Crisis socialcon la destrucción del tejido social de las clases y el abandono de los valores fundamentales de la convivencia humana (solidaridad, el respeto mutuo y la confianza) y los masivos procesos migratorios.

·      Crisis política, con el desprestigio e inoperancia de las clásicas instituciones jurídicas y políticas de la democracia liberal representativa, tales como, las ideologías y los partidos políticos, las instancias de los poderes del Estado y las instituciones del gobierno; las cuales, han perdido toda legitimidad como instancias de control y mediación entre las clases de los capitalistas en sus distintas expresiones y las de los trabajadores. Por esto el actual Estado capitalista recurre cada vez más a la coerción violenta y a la falsificación mediáticas para controlar las luchas cada vez as creciente de los trabajadores/as.

·      Crisis cultural, con el fomento del embrutecimiento social, desde el poder del Estado, con las teorías de la competitividad individual o selección natural estilo del nazi- fascismo o darwinismo social: ganan los mejor adaptados, pierden irremediablemente los más débiles[3].

·      Crisis ideológicacon el individualismo consumista y hedonista, la cosificación o mercantilización de todas las manifestaciones humanas, de las personas, de la vida y de la naturaleza, mediante la mano invisible del mercado, como paradigma deificado para alcanzar la felicidad de la tierra prometida de justicia, libertad y democracia prometida por el capitalismo

En fin, estamos en un momento muy complejo de Ruptura y Cambio, ya el desajuste entre el movimiento de las fuerzas productivas y las estructuras de las relaciones de producción capitalistas, han alcanzado niveles nunca vistos. Mientras por el desarrollo de las fuerzas productivas, el producto del trabajo (la producción) es cada vez más social participando el 99%, los resultados del trabajo (la riqueza) y los bienes naturales son cada vez más privada en el 1%. ¿Hacia cuales cambios nos conduce o conduciremos esta posible Ruptura en la presente etapa del capitalismo?

 

[1]A modo de introducción para la actual necesaria reflexión y debate sobre la cuestión de la revolución, a la cual quiere contribuir la revista digital Ruptura y Cambio, inicio esta serie de artículos dirigidos especialmente a los/as estudiantes y trabajadores/as jóvenes. Por eso me excusan el frecuente uso de enlaces de internet como referencias aclaratorias de concepto y categorías.

 

[2]Samir Amin, Anibal Quijano, Edgar Morin, Frei Betto para solo mencionar algunos

[3]El Concepto de Revolución en el MarxismoManuel Ballestero, https://kmarx.wordpress.com/2012/05/11/el-concepto-de-revolucion-en-el-marxismo/ , mayo del 2012.