Ni siquiera un momento. (Memorias oscuras)

Máximo Caminero. El tipo (extremista blanco norteamericano), sin miramientos, llega a la sinagoga. Saca una, dos, tres armas y dispara sin mediar palabras. Solo grita desenfrenado: "Mueran los Judíos!"....Y mata a once. Un soldado de 20 años, Judío (Elor Azaria), sin miramientos tampoco, saca su arma y le dispara en la cabeza a un palestino, esposado en el suelo, por intentar acuchillar a soldados en una calle cualquiera de Hebrón, Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel.... Es absuelto a los 18 meses bajo gritos de apoyo que dicen: "muerte a los terroristas"...

Otro desenfrenado (ex marine norteamericano) abre fuego indiscriminadamente en California y mata a 12 personas que estaban compartiendo en un bar.  12 agentes de Arabia Saudita asfixian en el consulado saudita en Turquía a un periodista opositor al régimen... Dicen que como perros salvajes deshicieron a mordidas a Khashoggi.... El presidente Trump lo consideró "el peor encubrimiento de la historia"...

El 18 de Noviembre es el aniversario número 40 (1978) de la masacre de Jonestown en Guyana, que dejo 918 muertos. Envenenados bajo el influjo de Jim Jones, quien buscaba un mundo con "justicia"..., un mundo "mejor"...

El 11 de noviembre se celebra el fin de la Primera Guerra Mundial. Gavrilo Princip, Serbio de 19 años, les dispara y mata en las calles de Sarajevo al archiduque Francisco Fernando y a su esposa Sofía Chotek. Detonando 17 millones de muertos. 

En Yemen (¡ahora mismo!) hay niños muriendo de hambre....literalmente. En Venezuela, el acoso del embargo "invisible" ha ocasionado el éxodo de millones. La caravana de centroamericanos se está desgastando...; hay cientos desaparecidos (¿pescados por traficantes de órganos?.... Por cierto, un jefe policial en el Perú fue acusado de dirigir una banda de tráfico de órganos).

¡Señores, no se asusten!... El mundo siempre ha sido un lugar inseguro. Estoy dando estos datos simple y llanamente para que usted se recuerde y haga conciencia de lo mucho que tiene y deje de quejarse de lo poco que le falta. Su vida, de farándula de Facebook o Instagram no tiene nada de turbulento o trágico, salvo uno que otro comentario fuera de lugar.  No tiene que lamentarse de esas noticias de antaño o presentes que nos llegan...porque tuvimos la suerte de... no estar allí.....

Se libró de que Esteban Santiago (puertorriqueño de 26 años) le diera un tiro en el aeropuerto de Fort Lauderdale el año pasado (solo atinó a cinco). Se libro de que sus hijos estuvieran al cuidado de la dominicana Joselyn Ortega en Nueva York, o de Ana Julia Quezada en España. 

O del terremoto en Haití o el tsunami de Indonesia o Japón..... ¡Caramba! Nos hemos librado de tantas vainas y tantos locos, que parece un milagro que todavía estemos vivos....Tóquense por si acaso. Podría seguir trayendo recuerdos ya olvidados (no es bueno mantenerlos presente) de cientos y miles de tragedias ocasionadas por el hombre y la naturaleza (vamos a absolver a Dios).

Pero haciendo una comparación de los daños del hombre versus Natura, no dudaría en decir que somos unos animalitos malos, tan perversos que superamos a cualquier desastre natural de la historia. Capaces de detener al mundo en su rotación como traslación..., en cualquier momento.... 

Uno oye historias de matanzas (el Viejo Testamento es más rojo que el libro de Mao) y se pregunta si esto parará algún día, si encontraremos la fórmula natural o inventaremos un aparatito que logre poner nuestras mentes "en un balance perfecto de amor y armonía".  ¿Es posible que lleguemos a amarnos en esta dimensión terrena como lo hacemos cuando nuestra alma se libera del cuerpo? ¿Lograremos llegar a esa salud mental? ¿Estamos conscientes en que solo procurando el bien universal de una! evitaremos más sufrimiento y dolor?

Las  líneas de este chispazo están muy cargadas, son muy pesadas, muy pesimistas, pero es necesario sacudir la conciencia para... eventualmente actuar y cambiar. ¡Todos somos responsables y solo todos seremos capaces de procurarnos un hogar, no dos ni cinco ni cien, uno solo y  ya le llamamos tierra. ¡Eso es lo que no debemos olvidar....ni siquiera un momento!

 

 

 

RyCComentario